¿En Europa existe el Altruismo?

¿Cuántas caras tiene el altruismo europeo?

Desde entrenar a un equipo de niños con exclusión social, hasta ir a un refugio de animales abandonados. Millones de personas se volcán en actos solidarios hacia terceros en el viejo continente.

En la Unión Europea es donde menos altruismo hay. O quizás no, pues en España el 15% de los ciudadanos realiza alguna actividad de este tipo. Según el último eurobarómetro realizado, 24% de la población de la Unión Europea realiza labores altruistas, a distancia considerable de países como Holanda, donde el 57% de la población afirma ser cooperador con terceros, seguido por Dinamarca (43%) y Finlandia (39%).

Pese a los datos que arrojan los estudios, expertos afirman que los españoles no son menos solidarios que sus países fronterizos. El presidente de la Plataforma del Voluntariado,  Luciano Poyato, explica que “en España hay una legislación que marca claramente lo que es ser voluntario” y agrega que “eso hace que cosas que en otros países se consideran voluntariado en España no lo sean”.

Europa se ha puesto las pilas para mejorar el comportamiento de sus ciudadanos
Europa se ha puesto las pilas para mejorar el comportamiento de sus ciudadanos

La mayoría de las naciones que conforman el viejo continente coinciden en el perfil requerido para ser un voluntario: las mujeres superan a los hombres (son un 63% las que se dedican a tareas de acción social), y la edad promedio de las personas de 18 a 35 años suele ser el más amplio. “Aunque no todo el mundo es consciente, la juventud es activa y solidaria”, indicó Poyato.

Jose Manuel Aguilera Rioboo
Las mujeres superan a los hombres en labores de voluntariado

También se está reinventando el altruismo, a través del voluntariado corporativo. “Hay distintas fórmulas, desde impulsar esa colaboración en las horas libres hasta el voluntariado probono, que consiste en dedicar a ello parte del horario laboral”, comenta Lucila García, directora de desarrollo de la Fundación Seres, organización que promueve la integración social de diversas empresas. “Por ejemplo, un abogado que dedica algunas horas a llevar la parte jurídica de Organizaciones No Gubernamentales”, ejemplifica García.

Si hay un factor que ha tenido que ver, y mucho, es la estructura social que el Estado coloque disponible a las ONG para cumplir con todos los servicios. Sin embargo, no se puede cuestionar, o dejar de lado, el factor juventud que incide notablemente en la participación de estas iniciativas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s