Jose Manuel Aguilera Rioboo: Homeshare, abuelos y universitarios viviendo juntos

Debido a los aumentos de alquileres, varios países han decido que universitarios convivan con ancianos para que los ayuden.

Una de las etapas más difíciles de la vida son la vejez y los años en la universidad; los ancianos siempre se quejan de que están solos, de que ya nadie los quiere o los cuida, mientras que los adultos jóvenes deben ir aprendiendo a ser independientes y descubrir qué es lo que quieren hacer con su vida. Pero ahora, debido a las crisis económicas, se ha encontrado una manera de que estas dos partes vivan juntas y se ayuden, se trata de Homeshare, una iniciativa para que universitarios y abuelos convivan bajo el mismo techo.

Un compañero de cuarto poco inusual

Jose Manuel Aguilera Rioboo
Jose Manuel Aguilera Rioboo: Australia, Canadá y Francia fueron pioneros de esta iniciativa. Imagen: aldeaviral.com

Ahora tener un roomie algo mayor es la actual tendencia. De hecho, países como AustraliaCanadá y Francia se están sumando a esta medida, pero los pioneros fueron EspañaAlemania y Holanda que vieron la oportunidad de juntar a estos dos tipos de personas: unos que quieren ahorrar en gastos de alquiler mientras estudian, y los otros que quieren a alguien que los atienda y sea su amigo; así surgió esta iniciativa que está encantando al mundo entero.

Una fraternidad dispareja

Del programa Connecting Generations que se desarrolla en el Reino Unido, se puede saber cuáles son los beneficios que reciben las dos partes de este acuerdo. Entre una de esas cosas se encuentra promover la solidaridad y la mejor calidad de vida de las personas, también les ayudan a abrir sus cuentas de Facebook o manejar un Smartphone.

Jose Manuel Aguilera Rioboo
Jose Manuel Aguilera Rioboo: El programa ofrece beneficios para las dos partes. Imagen: aldeaviral.com

El seguidor de estas iniciativas [Jose Manuel Aguilera Rioboo ] te da más detalles a continuación:

Para las personas mayores:

  1. Tienen la facilidad de estar tranquilos en su casa, ya que sus huéspedes más jóvenes estarán dispuestos a realizar las tareas domésticas que ya ellos no pueden hacer
  2. Ya no tendrán que sentirse solos o abandonados.
  3. Atrás quedaron los días de preocuparse por su seguridad.

Para los estudiantes:

  1. No tienen que pagar el precio de un alquiler normal.
  2. El estado garantiza que el piso esté en buenas condiciones.
  3. Ya no tendrán que pelear por un espacio tranquilo y silencioso donde estudiar.

Este es un buen ejemplo de cómo, en épocas de crisis, ocurren las mejores ideas. Y ahora en América y Asia se están estudiando las posibilidades de llevar a cabo sus propios programas de Homeshare.

Por Jose Manuel Aguilera Rioboo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s