José Manuel Aguilera Rioboo: ayudar a los demás, la mejor manera de crecer como personas

Ciertamente cuando se ayuda a los demás no se espera obtener algún beneficio a cambio. Sin embargo, está demostrado que cuando ofreces tu ayuda mejoras como ser humano.

Ayudar a los demás no significa necesariamente colocar nuestra vida en riesgo todos los días, o pasar la vida alejados de nuestros intereses. Por el contrario, muchas veces podemos ayudar dándole un consejo o una palabra de apoyo a aquellos amigos que estén en situaciones delicadas, o a ese extraño que vemos decaído.

José Manuel Aguilera Rioboo- Ayudar 4
José Manuel Aguilera Rioboo: ayudar a los demás nos dejará, a largo plazo, una satisfacción personal que resulta difícil de alcanzar de otra manera.

Esa pequeña ayuda o gesto de humanidad para con los demás,  nos causará un gran sentimiento de alegría y satisfacción. No obstante, dar significa muchas veces pequeños sacrificios personales, que luego se convierten en algo mínimo frente a la recompensa de la sonrisa de la persona necesitada.

Cuando ayudas colaboras con tu propio ser, es decir, te ayudas a ti mismo, pues eventualmente ese consejo que le diste a alguien necesitado podrías adoptarlo para ti mismo, y si te resulta, te sentirás orgulloso u orgullosa de haber ayudado a alguien que lo necesitaba.

 

José Manuel Aguilera Rioboo- Ayudar 3
José Manuel Aguilera Rioboo: ayudar a los demás puede permitirnos conocer nuevas amistades y personas llenas de buenas intenciones. 

Ayudar a los demás implica dejar, por un momento, de lado nuestras preocupaciones y  enfocarnos en otras cosas que pueden ser realmente importantes.

Es posible que desarrollar ese don de ayudar te permita  encontrar nuevas amistades y  conocer personas que nunca pensaste conocer, llenas de buenas intenciones para con los demás, que tienen por objetivo asistir las personas más necesitadas de cariño y bienes materiales.

Para ser mejor persona no debes donar todo lo que tienes quedándote sin algo. Realmente, lo que importa es la calidad de tu ayuda, la calidad de lo que das, la firmeza que te empujó a realizar los actos, no la cantidad.

Intenta hacer algo diferente con tu vida,  ayuda a alguien que lo necesita y te sentirás reconfortado, lleno de paz interior que reducirá tus niveles de estrés y te provocará una sonrisa verdadera: la sonrisa del alma.

Por: José Manuel Aguilera Rioboo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s